lunes, 22 de noviembre de 2010

LA DIFERENCIA ENTRE CREENCIA Y FE

¿Conoces la diferencia entre creencia y fe?

Hay una diferencia sustancial entre tener fe en algo o alguien y creer en algo o alguien.  Las creencias se distinguen, pues debajo de ellas hay una serie de "atributos" que las sostienen y que las hace fáciles de clasificar; en cambio la fe se sostiene por sí sola.  Y no estamos hablando de religión...aún.

Por ejemplo, tu puedes tener fe en que si encargaste un trabajo a una persona, dicho trabajo se va a llevar a cabo.  Tienes fe, pues conoces a la persona y sabes que lo hará.  No requieres saber más.

De manera que no basas tu fe en una clasificación; dicho de otro modo:  si no tienes fe que esa persona va a llevar a cabo dicho trabajo  entonces basarás tu encargo en una creencia que contiene ciertos atributos. Por ejemplo:

- Si esa persona es tu empleado, él es un subordinado  y si no hace el trabajo, lo despides. 
- Si es tu hija o hijo, ella o él te "deben" de obedecer y si no cumplen, los castigas.
- Si es tu pareja... bueno.. es tu pareja y por lo menos te enojas con ella. 

Cuando las relaciones se basan en creencias están sustentadas en la fuerza, en que tan poderosos somos y en cómo podemos castigar a quien faltó a una promesa. En cambio cuando las relaciones se basan en la fe, están sustentadas en el amor incondicional, no hay poder, sólo hay entrega mutua.

La fe es un conocimiento profundo de tu relación contigo y con los demás. Entre mejor relación y conocimiento tengas de los que te rodean, tendrás más fe en ellos y más fe en ti. 

Para cultivar tu fe, rompe tu esquema de clasificaciones y sólo ten fe. Detén tu mente juzgadora y cuando pidas algo a otra persona, visualiza lo que pediste como algo ya realizado. Verás que la energía de la fe es extremadamente poderosa. 

Lo mismo aplica para ti. Por ejemplo: cuando hoy en la noche te prometas levantarte mañana a hacer ejercicio o a meditar, cierra los ojos, inhala, retén el aire  y visualiza tu promesa como realizada...y exhala, Le has puesto fe a tu promesa. En ese momento tu sistema de clasificación interno que se llama "excusas", quedará anulado.

El místico y poeta Rumi dijo hace 700 años:  Trabaja en el mundo invisible tan duro como trabajas en el mundo visible. Eso es tener fe en lo que no podemos ver. 

Ahora sí te puedo preguntar: 

¿ Crees en Dios o tienes fe en Dios ?
¿ Crees en el alma inmortal o tienes fe en ella ?
¿ Crees en la reencarnación o tienes fe en ella ?

No importan tu respuestas, pues ahora sabes que para tener fe en lo que ves y también en lo que no ves, lo que necesitas es tener un conocimiento profundo de ello. Esto solamente lo logras en base a una relación personal entre el mundo (sea visible o invisible) y tú. 

Amigo, no te quiero convencer que Dios o el alma o la reencarnación existen. Te quiero convencer que entre más profundo sea el conocimiento de ti y de  tus relaciones, desarrollarás la cualidad de tener fe en lo que ves y en lo que no ves.


Namasté

Pedro A. Hernández
Titular de Yoga
Director de Formación Profesional.
Publicar un comentario en la entrada